En este capítulo, daremos un pequeño repaso sobre algunos temas que serán necesarios para poder entender el contenido de nuestro libro en su totalidad. Es importante aclarar que nuestro objetivo no es enseñar a un lector que no tenga ninguna base matemática, sino que solo queremos reforzar el contenido, para que de ésta forma se aclaren todas las dudas posibles que el lector pueda tener.